Despedimos el año recordando lecturas

18 Dic

Libros

Miremos para atrás, repasemos el año, no pensemos en el trabajo o en los eventos que nos sucedieron profesionalmente, o personalmente. Mucho menos pensemos en lo que le pasó al país o al mundo.

Mejor, concentrémonos en los libros que hemos conocido y hemos dado gracias conocer. Esas lecturas que queremos compartir porque de tan magníficas queremos que siga el efecto en otros lectores.

Foto_NatEn los próximos días, el equipo de Fundación quiere contarles cuáles fueron los libros que han conmovido su año. Abriendo el espacio, Nathalie:

Tea Bag de Henning Mankell.  Una novela atrapante que muestra los prejuicios, roces y dificultades que trae la inmigración en Europa.

Caín de José Saramago. La excelente pluma del escritor muestra otra cara del relato bíblico con gran destreza e ironía.

Biografía del hambre de Amèlie Nothomb. Esta nouvelle lleva al lector a los confines de la vida de la autora. Es imposible dejar de leerlo una vez que se empieza.

Solar de Ian McEwan. El autor muestra, a través de su protagonista, las miserias humanas y el egoísmo de la clase media, que se conjugan como causas del calentamiento global. Una lectura atrapante y reflexiva.

El ruido de las cosas al caer de Juan Gabriel Vásquez. El escritor colombiano narra el devenir de su país natal y las contradicciones de la generación que sobrevivió a la guerrilla. Fascinante e intrigante.

¡Qué los disfruten tanto como Nathalie!

Venir al mundo

13 Nov

En mundos lejanos, igual que en la Tierra, los niños que están por nacer saben dar pataditas. Mamá del Cosmos

Dos mamás, dos papás. Dos mundos y dos niños en camino.

Dos maravillosas historias sobre la venida al mundo de los bebés.

Una novedad poética, tierna, paciente: Dulce espera de Luciano Saracino, Una Luna, 2012.

Y otra propuesta de otro planeta: Mamá del Cosmos de Sergio Kern, Del Eclipse, 2004.

¡Guauuuuu!

6 Nov

Si creíamos que la tecnología de los libros tradicionales estaba acabada, échenle una mirada a este fascinante ejemplar de El pequeño teatro de Rébecca Dautremer de editorial Edelvives.

Visitar a María Elena en la casa de Victoria

25 Oct

Si supiera escribir, si me atreviese

decidiría sin socorro alguno,

pero vacilo porque me parece

que es la poesía quien lo escribe a uno.

 

Hasta el 18 de noviembre hay tiempo para visitar en la maravillosa Villa Ocampo, casa de la escritora Victoria Ocampo, una exposición en homenaje a María Elena Walsh y su amistad con la antigua anfitriona.

Manuscritos, fotografías, cartas, objetos personales, libros únicos, discos, videos y documentos de época provenientes del archivo personal de ambas podrán recorrerse entre los pasillos y habitaciones de esa mansión de ensueño.

No se la pierdan.

María Elena Walsh en la casa de Doña Disparate
Villa Ocampo. Elortondo 1837, Beccar.
Del 18/10 al 18/11.
Abierto de miércoles a domingo, de 12:30 a 19.
Entrada general, $ 25. Menores y estudiantes, $ 15. Menores de 3, gratis.

Novedades encantadas

22 Oct

Inauguramos nueva sección.

Llegan las novedades literarias, leemos y a partir de ahí dejamos que los libros nos sorprendan. Van dos que fueron un placer de leer.

El primero de la editorial Océano Travesía. En la línea de los libros “abiertos” esos que juegan con el lector a cada página, El libro inquieto. Consignas que se develan al dar vuelta la página y una encadenamiento de las escena más impensadas conforman este texto que puede ser leído, naturalmente, de adelante para atrás y, ¡oh sorpresa!, de atrás para adelante.

De la pluma de María Cristina Ramos no se puede esperar más que magia. ¿Dónde está? de la editorial Macmillan es un ejemplo. Siguiendo una métrica respetuosa, ¿Dónde está? cuenta a través de versos y rimas la historia de un lobo feroz. Nadie sabe dónde se encuentra y todos parecen temerle, sin sospechar siquiera el verdadero paradero de la terrible bestia. La cámara del yo poético va a travesando el bosque y sus escenas; el poema se va alejando a cada avance del costado siniestro de este tradicional personaje, recubriendo cada descripción de una ternura infinita.

―¿Y ese lobo, vuela?

―el pichón de urraca

que deja, asustado,

su ramita hamaca.

 

Y la comadreja

a los comadrijos:

―Creo que anda cerca,

¡cuidado, mis hijos!

Y ahora, ¿qué hago?

25 Sep

El próximo viernes en todo el país, festejaremos juntos la 10.a Maratón Nacional de Lectura. Y si todavía no han planificado qué hacer durante la jornada, van algunas ideas.

 

 

 

El mensaje encubierto. Elegí tres textos cortos que estén relacionados por alguna temática o sentido. Leelos en voz alta a los chicos y debatí con ellos invitándolos a pensar la relación entre las lecturas.

Uno en serio, uno en chiste. Elegí dos textos: uno original y un segundo que sea la versión paródica. ¿Un ejemplo? La historia de la Caperucita roja en la versión de Charles Perrault o los Hermanos Grimm y la reversión de Luis Maria Pescetti: Caperucita Roja (tal como se lo contaron a Jorge).

¡Escuchen esto! Prepará una selección de varios textos con poesías de tono humorístico (María Elena Walsh, Guillermo Saavedra, Adela Basch, Elsa Bornemann, Roald Dahl, entre otros). Invitá a los chicos a explorar libremente los libros y cuando lean algo que realmente les guste, puedan levantar la mano para compartir en voz alta con los demás al anuncio de ¡Escuchen esto!

Detective literario en la biblioteca. Proponemos un recorrido por la biblioteca o el Rincón de Lectura. A cada chico se le asigna al azar un autor (debemos de antemano haber chequeado que haya libros disponibles). Con el nombre, los chicos recorrerán los estantes buscando textos, leyendo al azar reseñas de contratapa o fragmentos. Para el final, deberán seleccionar una lectura  para compartir en una puesta en común.

Agencia publicitaria. Si cuentan con los recursos tecnológicos, podemos seleccionar un texto por grupo de cuatro a cinco chicos (para esta actividad, es interesante que se trabaje con libros álbum). Cada equipo leerá el texto asignado y a partir de allí, crearán juntos un tráiler del libro. Pueden ofrecer ejemplos para que se orienten en el género:

Pablo y las mil maneras de contar

12 Sep

Hace tiempo que dejamos de ver en las ilustraciones solo el adorno de los libros infantiles.

Los lenguajes se entrecruzan y la lectura construye sentido en un ir y venir constante. Ir y venir entre el lector y el texto, ir y venir entre contexto, paratexto y texto, entre imágenes y texto, entre intertexto y texto y así sin fin.

Quizá de eso se trate la experiencia de leer la ecléctica e interesante obra de Pablo Bernasconi.

Este lunes estaremos en una videoconferencia con Pablo Bernasconi en la Fundación OSDE, en el marco de las actividades previas a la 10.a Maratón Nacional de Lectura.

Chicos de 3.ero, 4.to y 5.to grado de diferentes escuelas primarias del país podrán dialogar con el autor, conocer más sobre su obra y su biografía.

Quienes no lo conozcan o conozcan poco su obra, van algunas propuestas interesantes.

Su trabajo como ilustrador lo llevó a ser candidato para representar a la Argentina en esta edición de los Premios Andersen por la Asociación de Literatura Infantil y Juvenil de la Argentina (ALIJA), Sección Nacional de IBBY, en la categoría ilustrador. Pueden conocer su obra a través de su sitio web: http://www.pbernasconi.com.ar

Supo cosechar en el género del microrrelato en su delirante Excesos y exageraciones (Sudamericana). Pero quizá su personaje más interesante sea el Capitán Arsenio: un excéntrico, un obcecado y un incansable soñador. Fíjense si no en este book tráiler: