Converse después de leer

4 Jun

En Fundación Leer hemos recibido muchas consultas a lo largo de estos 15 años de trabajo. Pero existe una recurrente, ya sea en espacios de capacitación o en el marco de la Maratón Nacional. Todos aquellos que se dedican a la tarea de promocionar la lectura con niños y jóvenes se preguntaron en algún momento: ¿Qué hago después de leerles? ¿Los invito a que hagan un dibujo y nada más? ¿Qué es lo importante a la hora de pensar las actividades que dan marco a la lectura?

Pues bien, develaremos a continuación el secreto: la actividad que no puede faltar en las situaciones de lectura literaria es la conversación. Muchos especialistas afirman sin dudar que la conversación literaria, charlar de las lecturas, antes, después y hasta mientras se lee, enriquece las habilidades y saberes del lector, fomenta las interpretaciones y la postura crítica y potencia el placer estético frente a los textos.

Según la especialista Cecilia Bajour, la conversación literaria es el “eje central del encuentro de saberes literarios entre docentes y alumnos”[1], porque precisamente las experiencias de lectura ya no quedan signadas por un adulto que sabe y controla todo, que tiene y da la palabra. Mempo Giardinelli, por su parte, atiende a la conversación sobre las lecturas como un escenario de aprendizaje inigualable y advierte que debe estar presente en cada situación de lectura compartida.

Pero, ¿qué preguntar? Para generar un diálogo posterior a la lectura, es importante que las preguntas sean pertinentes, abiertas e interesantes. Es importante que promuevan las interpretaciones, ayuden a repensar la historia desde diferentes puntos de vista y permitan a los niños identificar las formas y los procedimientos del texto literario.

Van algunas preguntas posibles a modo de ejemplo:

  • Qué te gustó más del cuento?
  • ¿Qué te llamó especialmente la atención?
  • ¿Te hubiera gustado que hubiera más de algo? (más aventuras por el mar, más personajes, más apariciones de algún personaje, más diálogos entre ellos, etc.)
  • ¿Hubo algo que no te gustara?
  • ¿Hubo partes que te hayan parecido aburridas?
  • ¿Hubo algo que te desconcertara?
  • ¿Hubo algo que te pereciera extraño?
  • ¿Encontraron algo que nunca antes habías visto en un libro?[2]

En la Guía de la Maratón Nacional de Lectura, encontrarán actividades que sabrán promover la conversación a partir de ideas concretas y divertidas: ¿De quién es? / Un amigo es un amigo / Leer de a dos / Los abuelos de los cuentos.


[1] Cecilia Bajour, “La conversación literaria como situación de enseñanza”, Imaginaria, Nº 282, 23/11/10. Disponible en: http://www.imaginaria.com.ar/2010/11/la-conversacion-literaria-como-situacion-de-ensenanza/#1

[2] Las preguntas pertenecen al libro de Aidan Chambers, Dime, México, FCE, 2007

Anuncios

Una respuesta to “Converse después de leer”

  1. ana maria dominguez julio 5, 2012 a 6:23 am #

    Realmente la conversación literaria como actividad inherente al acto de leer es fundamental para ayudar al lector a reflexionar sobre sus interpretaciones y las de los demás ;enriquece,amplia ,abre nuevos indicios…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: