Archivo | septiembre, 2012

Y ahora, ¿qué hago?

25 Sep

El próximo viernes en todo el país, festejaremos juntos la 10.a Maratón Nacional de Lectura. Y si todavía no han planificado qué hacer durante la jornada, van algunas ideas.

 

 

 

El mensaje encubierto. Elegí tres textos cortos que estén relacionados por alguna temática o sentido. Leelos en voz alta a los chicos y debatí con ellos invitándolos a pensar la relación entre las lecturas.

Uno en serio, uno en chiste. Elegí dos textos: uno original y un segundo que sea la versión paródica. ¿Un ejemplo? La historia de la Caperucita roja en la versión de Charles Perrault o los Hermanos Grimm y la reversión de Luis Maria Pescetti: Caperucita Roja (tal como se lo contaron a Jorge).

¡Escuchen esto! Prepará una selección de varios textos con poesías de tono humorístico (María Elena Walsh, Guillermo Saavedra, Adela Basch, Elsa Bornemann, Roald Dahl, entre otros). Invitá a los chicos a explorar libremente los libros y cuando lean algo que realmente les guste, puedan levantar la mano para compartir en voz alta con los demás al anuncio de ¡Escuchen esto!

Detective literario en la biblioteca. Proponemos un recorrido por la biblioteca o el Rincón de Lectura. A cada chico se le asigna al azar un autor (debemos de antemano haber chequeado que haya libros disponibles). Con el nombre, los chicos recorrerán los estantes buscando textos, leyendo al azar reseñas de contratapa o fragmentos. Para el final, deberán seleccionar una lectura  para compartir en una puesta en común.

Agencia publicitaria. Si cuentan con los recursos tecnológicos, podemos seleccionar un texto por grupo de cuatro a cinco chicos (para esta actividad, es interesante que se trabaje con libros álbum). Cada equipo leerá el texto asignado y a partir de allí, crearán juntos un tráiler del libro. Pueden ofrecer ejemplos para que se orienten en el género:

Pablo y las mil maneras de contar

12 Sep

Hace tiempo que dejamos de ver en las ilustraciones solo el adorno de los libros infantiles.

Los lenguajes se entrecruzan y la lectura construye sentido en un ir y venir constante. Ir y venir entre el lector y el texto, ir y venir entre contexto, paratexto y texto, entre imágenes y texto, entre intertexto y texto y así sin fin.

Quizá de eso se trate la experiencia de leer la ecléctica e interesante obra de Pablo Bernasconi.

Este lunes estaremos en una videoconferencia con Pablo Bernasconi en la Fundación OSDE, en el marco de las actividades previas a la 10.a Maratón Nacional de Lectura.

Chicos de 3.ero, 4.to y 5.to grado de diferentes escuelas primarias del país podrán dialogar con el autor, conocer más sobre su obra y su biografía.

Quienes no lo conozcan o conozcan poco su obra, van algunas propuestas interesantes.

Su trabajo como ilustrador lo llevó a ser candidato para representar a la Argentina en esta edición de los Premios Andersen por la Asociación de Literatura Infantil y Juvenil de la Argentina (ALIJA), Sección Nacional de IBBY, en la categoría ilustrador. Pueden conocer su obra a través de su sitio web: http://www.pbernasconi.com.ar

Supo cosechar en el género del microrrelato en su delirante Excesos y exageraciones (Sudamericana). Pero quizá su personaje más interesante sea el Capitán Arsenio: un excéntrico, un obcecado y un incansable soñador. Fíjense si no en este book tráiler:

No sé leer, ¡pero puedo escuchar!

7 Sep

Este miércoles tuvimos la oportunidad de participar de un desayuno con la especialista Yolanda Reyes organizado por la editorial Alfaguara.

Yolanda se dedica a pensar, investigar y escribir hace tiempo sobre lo que podríamos llamar de una manera muy poética “primerísimos lectores”.

En la charla, la autora destacó que promover la lectura en los niños de 0 a 5 años es sustancial para su formación como lectores.

Y no solo eso, señaló que a los niños que se les lee y habla desde pequeños acceden a la formación de una capital simbólico y un desarrollo emocional que determina los años posteriores.

Pero advirtió con mucho énfasis que no se trata de acercar, comprar o simplemente dar libros. Para generar un vínculo entre los niños y las palabras, Reyes destacó que resulta imperioso lo que ella denomina “el abrazo amoroso”: un adulto que conecte, que abrace y contenga al libro y al niño, que hable, que despliegue su voz y habilite otros usos del lenguaje a través del canto, del juego, de la poesía y de la literatura.

Coincidimos con Yolanda: leerles a los más pequeños es una acción necesaria, fundante e ineludible.

Para docentes, bibliotecarios, papás y todos aquellos mediadores, les proponemos para empezar nuestros elegidos para niños de 0 a 5. No se los pierdan.

 

  1. La oruga muy hambrienta de Eric Carle (Kokinos)
  2. ¡Que llega el lobo! de Émile Jadoul (Edelvives)
  3. Gastón Ratón y Gastoncito en el mar de las sorpresas de Nora Hilb (A-Z)
  4. Federico de Leo Arias (del Eclipse)
  5. Del Topito Birolo y de todo lo que pudo haberle caído en la cabeza de Werner Holzwarth y Wolf Erlbruch (Centro Editor de América Latina)
  6. No te rías, Pepe de Keiko Kaska (Norma)
  7. Dailan Kifki de María Elena Walsh (Alfaguara)
  8. Cuando llega la noche de Cristian Turdera (Sudamericana)
  9. Canción de cuna para una ovejita de Eleonora Bellini (Océano Travesía)
  10. Hola, doctor de Michaël Escoffier (Océano Travesía)
  11. Vamos en tren de Nora Hilb (La Brujita de Papel)
  12. Mi casa de Émile Jadoul (Edelvives)
  13. Miedo de Graciela Cabal (Sudamericana)
  14. Un lobo así de grande de Nathalie Louis-Lucas y Kristien Aertssen (Océano Travesía)
  15. ¿De quién es esa sombra? de Choi Sukhee (Océano Travesía)
  16. Un enano altísimo de Ricardo Mariño (Sudamericana)
  17. Venancio vuela bajito de Graciela Montes (AZ)
  18. Los limones no son rojos de Laura Vaccaro Seeger (Océano Travesía)
  19. Los piojemas del Piojo Peddy de Wapner y Cubillas (Del Eclipse)
  20. El estofado del lobo, Keiko Kasza (Norma)
  21. Soy un dragón de Thierry Robberecht (Edelvives)