Archivo | Recorrida por los medios RSS feed for this section

Visitar a María Elena en la casa de Victoria

25 Oct

Si supiera escribir, si me atreviese

decidiría sin socorro alguno,

pero vacilo porque me parece

que es la poesía quien lo escribe a uno.

 

Hasta el 18 de noviembre hay tiempo para visitar en la maravillosa Villa Ocampo, casa de la escritora Victoria Ocampo, una exposición en homenaje a María Elena Walsh y su amistad con la antigua anfitriona.

Manuscritos, fotografías, cartas, objetos personales, libros únicos, discos, videos y documentos de época provenientes del archivo personal de ambas podrán recorrerse entre los pasillos y habitaciones de esa mansión de ensueño.

No se la pierdan.

María Elena Walsh en la casa de Doña Disparate
Villa Ocampo. Elortondo 1837, Beccar.
Del 18/10 al 18/11.
Abierto de miércoles a domingo, de 12:30 a 19.
Entrada general, $ 25. Menores y estudiantes, $ 15. Menores de 3, gratis.

Anuncios

Una receta conocida

15 Mar

 A veces las grandes verdades, esas que valen la pena escuchar, no constituyen revelaciones polémicas, ni descubrimientos revolucionarios.

Las grandes verdades, muy por el contrario, son muchas veces lo ya sabido, lo implícito, lo consensuado pero que alguien se atreve a decir con la fuerza necesaria del impacto. Alguien lo dice con honestidad y simpleza, con ganas, con alegría incluso. Y eso que todos sabíamos se vuelve la novedad más grande.

Eduardo Sacheri, escritor de El secreto de sus ojos (Alfaguara, 2005), novela que se llevó exitosamente al cine por Juan José Campañella, fue invitado al programa radial “Basta de Todo”, conducido por Matías Martin en Radio Metro (95.1). La entrevista recorre desde el fútbol hasta las particularidades del proceso de escritura. Y en ese recorrido, el escritor cuenta su experiencia como profesor de historia en varias escuelas secundarias. Sacheri cuenta, específicamente, su secreto para hacer que los chicos quieran leer:

Hay muchas dificultades en la escuela, los pibes leen muy mal y sobre todo, odian leer. Si bien yo doy  clases de historia, arranqué hace como 15 años a leer cuentos con ellos en voz alta.

Cuando vos le leés a los pibes en voz alta todas las semanas, entusiasmado vos, para los pibes es como si estuvieran leyendo ellos y después empiezan a querer leer… vos no sabés cómo se copan los pibes con eso.

No es lo mismo que le digas a un pibe “Leete este libro que está bueno” que le digas “sentate que te leo yo.

No es una receta novedosa, pero vale la pena probarla.

La nota completa vale la pena: http://basta.metro951.com/2012/03/05/eduardo-sacheri-en-basta-de-todo-2/