No sé leer, ¡pero puedo escuchar!

7 Sep

Este miércoles tuvimos la oportunidad de participar de un desayuno con la especialista Yolanda Reyes organizado por la editorial Alfaguara.

Yolanda se dedica a pensar, investigar y escribir hace tiempo sobre lo que podríamos llamar de una manera muy poética “primerísimos lectores”.

En la charla, la autora destacó que promover la lectura en los niños de 0 a 5 años es sustancial para su formación como lectores.

Y no solo eso, señaló que a los niños que se les lee y habla desde pequeños acceden a la formación de una capital simbólico y un desarrollo emocional que determina los años posteriores.

Pero advirtió con mucho énfasis que no se trata de acercar, comprar o simplemente dar libros. Para generar un vínculo entre los niños y las palabras, Reyes destacó que resulta imperioso lo que ella denomina “el abrazo amoroso”: un adulto que conecte, que abrace y contenga al libro y al niño, que hable, que despliegue su voz y habilite otros usos del lenguaje a través del canto, del juego, de la poesía y de la literatura.

Coincidimos con Yolanda: leerles a los más pequeños es una acción necesaria, fundante e ineludible.

Para docentes, bibliotecarios, papás y todos aquellos mediadores, les proponemos para empezar nuestros elegidos para niños de 0 a 5. No se los pierdan.

 

  1. La oruga muy hambrienta de Eric Carle (Kokinos)
  2. ¡Que llega el lobo! de Émile Jadoul (Edelvives)
  3. Gastón Ratón y Gastoncito en el mar de las sorpresas de Nora Hilb (A-Z)
  4. Federico de Leo Arias (del Eclipse)
  5. Del Topito Birolo y de todo lo que pudo haberle caído en la cabeza de Werner Holzwarth y Wolf Erlbruch (Centro Editor de América Latina)
  6. No te rías, Pepe de Keiko Kaska (Norma)
  7. Dailan Kifki de María Elena Walsh (Alfaguara)
  8. Cuando llega la noche de Cristian Turdera (Sudamericana)
  9. Canción de cuna para una ovejita de Eleonora Bellini (Océano Travesía)
  10. Hola, doctor de Michaël Escoffier (Océano Travesía)
  11. Vamos en tren de Nora Hilb (La Brujita de Papel)
  12. Mi casa de Émile Jadoul (Edelvives)
  13. Miedo de Graciela Cabal (Sudamericana)
  14. Un lobo así de grande de Nathalie Louis-Lucas y Kristien Aertssen (Océano Travesía)
  15. ¿De quién es esa sombra? de Choi Sukhee (Océano Travesía)
  16. Un enano altísimo de Ricardo Mariño (Sudamericana)
  17. Venancio vuela bajito de Graciela Montes (AZ)
  18. Los limones no son rojos de Laura Vaccaro Seeger (Océano Travesía)
  19. Los piojemas del Piojo Peddy de Wapner y Cubillas (Del Eclipse)
  20. El estofado del lobo, Keiko Kasza (Norma)
  21. Soy un dragón de Thierry Robberecht (Edelvives)

Se la pasan leyendo historietas

14 Ago

Alguna vez el genial escritor argentino, Pablo De Santis, dijo confiado: “La historieta es entre otras cosas el arte de concentrar, en un cuadrito, el mundo”.

No debe considerarse un género menor o extraescolar o por fuera del mundo literario. Al contrario, la escuela es el espacio en el que los lectores pueden ampliar sus horizontes de selección de buenos textos. Y esto incluye a la historieta.

Para orientarlos un poco, les recomendamos los siguientes títulos. Algunos imprescindibles, otros, novedad. Pero todos con la extraordinaria forma de contar en diálogo, con dibujos y viñetas.

 

Escuela de monstruos de El Bruno (Pictus)

La serie Mayor y Menor de Chanti (Sudamericana)

El perro de la esquina de Leo Arias (Billiken)

Macanudo 1 de Liniers (Ediciones de la Flor)

La mano del muerto y otras historias de horror de Horacio Lalia (Colihue)

La nariz / El retrato de Nikolái Gógol (textos) y Luis Doyague (autor e ilustraciones) (Edelvives)

Humor idiota de Max Cachimba (Pequeño Editor)
10 años de Mafalda de Quino (Ediciones de la Flor)

 

Y si querés saber más: La historieta argentina. Una historia de Judith Gociol y Diego Rosemberg (Ediciones de la Flor).

 

Acerca de la amistad de Mary y Max

20 Jul

Mary vive en Australia y no tiene amigos. Max vive en Nueva York y tampoco tiene con quien charlar. Mary decide enviarle una carta. Max responde. Max y Mary se conocerán por carta, se contarán sobre sus gustos, sus problemas, sus inquietudes. Se harán amigos, a pesar de la distancia, de las diferencias y del parecer de los demás.

Mary and Max es una película de animación que sortea todos los lugares comunes acerca de la amistad y revierte eso de que para ser amigos debemos compartirlo todo, ser iguales y mirarnos como en un espejo.

Un adelanto:

La fiesta de los lectores

11 Jul

Las ferias siempre tendrán algo de carnavalesco, de celebración, de excepción, de fiesta. Evento en el que todo lo demás se suspende y compartimos por igual un espacio enriquecedor. Como lo canta Serrat, por una noche se olvidó que cada uno es cada cual.

El pasado 9 de julio se dio por inaugurada la 22.a Feria del Libro Infantil y Juvenil. Una feria para celebrar los libros para chicos y disfrutar todos juntos.

Hay jornadas profesionales, firma de autores, un festival de historieta, concursos y diversas lecturas en voz alta.

Estén atentos, a través de facebook, iremos recomendando diferentes actividades y eventos.

No se la pierdan: miles de libros y lectores juntos no se ven todos los días.

Instrucciones para descubrir a un autor

22 Jun

¡Inauguramos nueva sección en el blog! Desde hoy, acompañaremos los preparativos de la Maratón de Lectura descubriendo semanalmente un autor destacado de la literatura infantil y juvenil. Con ustedes, la primera destacada de esta prestigiosa lista que iremos armando juntos (aceptamos sugerencias): Liliana Cinetto.

No se trata de conocerlo, tampoco de leerlo, mucho menos de “trabajarlo”. Descubrir es paso a paso, verso a verso, meterse en su mundo ficcional, armando en la memoria personajes y escenarios y hasta maneras de escribir.  Proponemos el siguiente recorrido.

Para empezar, una poesía romántica y literaria a la vez, del libro 20 poesías de amor y un cuento desesperado (Atlántida), “Amor en la biblioteca”:

Si queremos cortar con tanto suspiro enamorado, se puede asistir al debate del siglo en el mundo marino, cuando las sardinas pelean por justas vacaciones: “Cuando las sardinas pidieron vacaciones”, en Cuentos cortitos para leer en un ratito (Norma).

Parece que los perros son recurrentes en sus libros.

Ambrosio es uno. Un perro curioso que recorre las diferentes etapas de la historia visitando a sus parientes. A ver qué nos dice la autora sobre el tema:

Otro es Diminuto, mascota de Federico. A estos dos personajes siempre les sucede algo, siempre se les presenta alguna aventura y siempre deben ser valientes para afrontarlas:

¡Cuidado con el perro! (Alfaguara)

Diminuto contra los fantasmas (Alfaguara)

Diminuto y el monstruo subterráneo (Alfaguara)

El recorrido puede empezar por el principio, por el final o por el medio, todo vale a la hora de ingresar en el mundo de Liliana.

Los iluminados

13 Jun

Por ejemplo tomemos a Arthur Rimbaud. Parece que el director de su colegio opinó desconcertado frente a la genialidad prematura: “Nada ordinario germina de esa cabeza, será un genio del mal o un genio del bien”. Vivió la literatura como un karma, como una bendición, como una obligación. Tempranamente la abandonó y tempranamente murió.

Tomemos a Cortázar, por tomar otro ejemplo. Tenía un prisma para leer y un filtro para escuchar: el lenguaje nunca pudo ser para él algo natural, destinado sencillamente a la comunicación, a la información, decía: “… mi relación con las palabras, con la escritura, no se diferencia
de mi relación con el mundo en general. Yo parezco haber nacido para no aceptar las cosas tal como me son dadas”.

Muchos de sus colegas contemporáneos y sucedáneos a Rimbaud y a Cortázar usarán la metáfora de la escritura como necesidad vital, como respiración, como si no se pudiese evitar y con tan solo la posibilidad de hacerlo, fuera suficiente para perpetuarse.

Felicidades a todos los que respiran literatura y nos permiten a nosotros, los lectores, disfrutar de sus bocanadas de lenguaje renovado.

Rocío Bressia

Converse después de leer

4 Jun

En Fundación Leer hemos recibido muchas consultas a lo largo de estos 15 años de trabajo. Pero existe una recurrente, ya sea en espacios de capacitación o en el marco de la Maratón Nacional. Todos aquellos que se dedican a la tarea de promocionar la lectura con niños y jóvenes se preguntaron en algún momento: ¿Qué hago después de leerles? ¿Los invito a que hagan un dibujo y nada más? ¿Qué es lo importante a la hora de pensar las actividades que dan marco a la lectura?

Pues bien, develaremos a continuación el secreto: la actividad que no puede faltar en las situaciones de lectura literaria es la conversación. Muchos especialistas afirman sin dudar que la conversación literaria, charlar de las lecturas, antes, después y hasta mientras se lee, enriquece las habilidades y saberes del lector, fomenta las interpretaciones y la postura crítica y potencia el placer estético frente a los textos.

Según la especialista Cecilia Bajour, la conversación literaria es el “eje central del encuentro de saberes literarios entre docentes y alumnos”[1], porque precisamente las experiencias de lectura ya no quedan signadas por un adulto que sabe y controla todo, que tiene y da la palabra. Mempo Giardinelli, por su parte, atiende a la conversación sobre las lecturas como un escenario de aprendizaje inigualable y advierte que debe estar presente en cada situación de lectura compartida.

Pero, ¿qué preguntar? Para generar un diálogo posterior a la lectura, es importante que las preguntas sean pertinentes, abiertas e interesantes. Es importante que promuevan las interpretaciones, ayuden a repensar la historia desde diferentes puntos de vista y permitan a los niños identificar las formas y los procedimientos del texto literario.

Van algunas preguntas posibles a modo de ejemplo:

  • Qué te gustó más del cuento?
  • ¿Qué te llamó especialmente la atención?
  • ¿Te hubiera gustado que hubiera más de algo? (más aventuras por el mar, más personajes, más apariciones de algún personaje, más diálogos entre ellos, etc.)
  • ¿Hubo algo que no te gustara?
  • ¿Hubo partes que te hayan parecido aburridas?
  • ¿Hubo algo que te desconcertara?
  • ¿Hubo algo que te pereciera extraño?
  • ¿Encontraron algo que nunca antes habías visto en un libro?[2]

En la Guía de la Maratón Nacional de Lectura, encontrarán actividades que sabrán promover la conversación a partir de ideas concretas y divertidas: ¿De quién es? / Un amigo es un amigo / Leer de a dos / Los abuelos de los cuentos.


[1] Cecilia Bajour, “La conversación literaria como situación de enseñanza”, Imaginaria, Nº 282, 23/11/10. Disponible en: http://www.imaginaria.com.ar/2010/11/la-conversacion-literaria-como-situacion-de-ensenanza/#1

[2] Las preguntas pertenecen al libro de Aidan Chambers, Dime, México, FCE, 2007